La puerta 25, representa el primer amor, el origen del amor, que es el amor a la totalidad de la que
formas parte, y cuando decimos que se trata de una forma de amor universal, no significa que sea amor al universo, sino que es amor a amarlo todo y desde el lugar que te toca ocupar, amar todo lo que forma parte de él, amar todo con lo que tienes contacto personal directo, pero amarlo de un modo que no es personal, amar todo incondicionalmente es la forma de amar más trascendente y es importante entender que estas 4 puertas del receptáculo del amor (25-46, 15-10), cuando están amando, no te están amando a ti, están amando un horizonte mayor, su modo de apreciar la unidad de todas las cosas a través de ti, y, ninguna ilustración mejor, que el amor que un sacerdote experimenta por toda su comunidad, y sin embargo si mirásemos en su verdadera dimensión humana, lo que veríamos es que ese sacerdote no ama a sus párrocos, ama su visión de lo que él concibe como totalidad, y lo hace a través de sus feligreses, pero sus feligreses sólo son la excusa, ésta es la forma más impersonal de amar. Ra se pone como ejemplo, él tiene la puerta 25 y él, a su manera impersonal, se siente muy amoroso hacia todos nosotros, pero que si verdaderamente quiere ser honesto, no es que nos ame a nosotros, ama al Diseño Humano y nos ama a nosotros porque le damos acceso a experimentar con el Diseño Humano, y a ver cómo su amor al Diseño Humano evoluciona y cambia de forma.

Cuando alguien intenta convertir la impersonalidad de la temática de las puertas de la cruz del amor en algo personal, lo que se encuentra es una frialdad difícil de imaginar para quien no tiene ese tipo de activación. El amor puede ser frío, el universo puede ser un lugar gélido en el momento en que esas puertas no tienen acceso a la experiencia simplemente de ser amorosas, sin más, sin ser personales en ello.

Hay gente que no tiene ninguna de estas puertas activadas en su diseño, y no es que le falte nada en la diversidad en la que vivimos inmersos, todas las posibilidades de conectividad tienen que ser exploradas, y eso significa que para algunas personas el amor, si aparece bien, pero si no, no pasa nada, y para otras personas el amor es el agente conductor en sus vidas de una manera consciente.

Hay tantas personas que tienen la cruz del receptáculo del amor y que se sienten culpables de no poder ofrecer a las personas con las que viven un amor edulcorado, un amor donde la carga personal fuese más intensa de lo que es, y se sienten culpables, y son amorosos, de hecho todos, todos somos amorosos, formamos parte de una especie amorosa, tenemos un espíritu gregario, nuestra biología nos obliga a ser gregarios a través de nuestra conectividad de despertar juntos. Pero la experiencia de amor puede convertirse en un infierno, en algo gélido, en un gélido desamor, en la medida que no entendemos bien las temáticas del amor, los mecanismos que la desarrollan. El único error que cometemos es la ignorancia en la que vivimos inmersos, pero una vez que
eliminas la ignorancia no hay nada imperfecto en ninguno de nosotros.

Cada uno de nosotros, tenemos una manera única de experimentar la conectividad con nuestros semejantes en la interacción, y conocer la temática del amor en nuestros diseños es lo que nos va a permitir tener acceso a simplemente Ser, Ser Tú con otro, y tener con ello acceso a tu propia capacidad de amar, que ése es el verdadero amor, a través del otro tienes acceso a ello, el otro no es necesariamente lo que importa y muchísimo menos si la cualidad del amor que está siendo procesada está enclavada en la cruz del receptáculo del amor, porque el amor no puede mantenerse sujeto a ninguna dimensión humana, y si no lo sabes disfrutar por ser simplemente lo que es, y lo conviertes en una historia personal, inevitablemente lo vas a convertir en un infierno.

El amor de la puerta 25 está enclavada en el cuarto de la iniciación, y sabemos que ése es un cuarto que tiene que ver con expandir, expandir la consciencia, expandir la mente, expandir el horizonte y por lo tanto sabemos que la cualidad de amor de la puerta 25 tiene que ser iniciada; al fin y al cabo es la puerta del iniciado, del chamán y de la sacerdotisa, de los iniciadores, una vez que ellos mismos han tenido acceso a esa experiencia.

La cualidad de amor universal de la puerta 25 no tiene tanto que ver en que amas a los pájaros y a las flores, sino que tiene mucho más que ver con iniciar formas de amor trascendentes en la conectividad con los semejantes, de iniciar la cualidad de amor trascendente, como el maestro que inicia a sus discípulos a la cualidad de amar que es la que él experimenta, no ama a sus discípulos; no se lo digáis a ningún sacerdote que no ama a su parroquia, que en el fondo lo que ama es otra cosa que es mucho menos personal; pero ésa es la cualidad de ese amor universal, es un amor que necesita ser iniciado, y es un amor que necesita iniciar nuevas formas de amor del amor trascendente.

En otro artículo del blog: la puerta 46, la puerta de amor al cuerpo.

Extracto de la Puertas del Amor. Copyright Human Design Hispania.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This