La búsqueda del amor que todo ser humano experimenta a lo largo de su vida, está más allá de cualquier filosofía o religión. Es un aspecto mecánico, condicionado por el hecho de estar encarnados en una estructura, en una forma de vida. Desde el momento que el Cristal de Diseño se separa del Monopolo Magnético (centro G) para dar paso a la división celular y por consiguiente a la creación de dicha estructura, estamos diseñados para ir en busca de nuevo al encuentro con la Unidad.

Este fenómeno es tan bello y mágico como condicionador. En cierto sentido, estamos programados para esa búsqueda, de manera que la consciencia pueda llevarnos a recrear la experiencia de Unidad a través del encuentro con otras personas, con otras formas de vida …

En el gráfico de nuestro diseño hay puertas específicas que van a filtrar las diferentes cualidades en las que experimentamos, lo que llamamos «Amor» y que por consiguiente también son de odio, o desamor. Las situadas en el centro G, nos llevan a conectar en nuestra búsqueda con un Amor trascendente, recreando una experiencia/sensación única de percibir la vida en nuestro interior. Las puertas situadas en otros centros nos llevan a una dimensión más mundana, relacionada con la experiencia dentro de un contexto condicionado por los patrones y valores aprendidos. Una dimensión relacionada con la función de tu personaje dentro del mundo y la materia y por consiguiente con las personas concretas con las que compartes tu vida y anhelos.

Desde lo que en el Diseño Humano viene a ser tratado como el No Ser, las puertas (en nuestra base de datos / impronta), que tenemos en centros sin definir, nos llevan a una profunda confusión, por el gran impacto que recibimos de las personas que, de una forma u otra nos activan dichas puertas (dicho centro). No hay nodo de escapar …, es al mismo tiempo el gran regalo de la existencia. 

La cuestión es si ese condicionamiento es correcto o no para ti.  Te dejo con las palabras de Ra que espero te inspiren … 

 

 “Somos condicionamos por el otro a aprender a amar, por nuestra Madre y nuestro Padre, por el amante y el niño. De esta manera somos condicionados a buscar el amor de los otros para poder sentirnos amad@s.

El No-Ser no se ama. Al no tenerlo dentro de sí, se convierte en una mercancía. Algo valioso que valga la pena buscar, sufrir y añorar. Una mercancía que define la vida de muchas personas. Medir el amor. La manifestación del amor: ‘Me ama. Le amo’, ‘no le amo lo suficiente’, Ella/él no me ama lo suficiente’, ‘me gustaría que me amara más’, y todo eso.

Ninguna de todas esas frases es sobre el amor. Es más sobre el miedo a la soledad. En el vacío de la soledad del amor propio, impulsado por la inseguridad y la inadecuación.

Si somos correctos encontraremos el amor donde es correcto para nosotros, los mecanismos del amor que son correctos en nosotros. Somos una totalidad; hay muchas clases de variaciones.

Hay personas que no conocerán nada más que este profundo y vacío anhelo, porque sus puertas del amor se encuentran en centros sin definir y parece que siempre el amor viene del otro y están siempre totalmente absortas en el otro y se pierden de ellos mismos, y luego el amor se lo arrebatan y atraviesan este profundo dolor. Es todo.

En el momento en el que puedes ver el amor por lo que es, puedes estar realmente con alguien. Quiero decir que realmente es así. No es que al estar con alguien hay un potencial con el que vas a trabajar, que quizás esto mejore o que eso cambie, y todo por ahí seguido. Realmente puedes estar con alguien porque el amor es correcto.

Y es como todo lo que trata el Diseño. El Diseño está aquí para arrancar las generalizaciones que nos torturan, que tenemos que ser exactamente como Hollywood hace las cosas, o lo que sea. Cada uno de nosotros es único en su capacidad de amar, todas las personas tenemos eso.

En el momento en que estamos viviendo nuestra naturaleza, llegamos a experimentar nuestra capacidad de amar. Eso es algo muy especial.”

En palabras de: Ra Uru Hu. Traducidas del inglés por: Alejandra Perciavalle.

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This