Muchos estudiantes de Diseño Humano llegan con una considerable experiencia y conocimiento de los sistemas esotéricos que forman la base de la síntesis de este conocimiento. Pero como pueden ver son los circuitos del Cuerpo Gráfico lo que es la esencia del Diseño Humano no sus componentes. El I’Ching del Rave no es el Libro de las Mutaciones del I’Ching. Lo que los vincula es la pureza de las matemáticas subyacentes, los 64/6 que es idéntico a las matemáticas de nuestro código genético.

El Sistema de Diseño Humano no es astrología. Lo que se deriva de la astrología es el reconocimiento de la influencia de los planetas substanciado a través de la física del neutrino y la corriente de neutrinos. La postura u orientación en el Diseño Humano incorpora la técnica del cálculo astrológico,  para dos cálculos diferentes, y la naturaleza de los planetas, la experiencia de la astrología en las cualidades planetarias. El Diseño Humano no es la interpretación basada en estas configuraciones o el acompañamiento de los sistemas de las casas empleado en la astrología. Las posiciones en Diseño dirigen al emplazamiento exacto en el cuerpo gráfico.

La posición no es la fuente de comprensión, es la impronta de la información genética en el cuerpo gráfico y solo puede ser comprendida en el contexto de los circuitos del cuerpo.

El Diseño Humano no es el sistema Hindu-Brahmin de los 7 Chacras. El Cuerpo Gráfico es un sistema de 9 centros. La base del conocimiento sigue siendo la misma que los centros o chacras son núcleos o puntos focales en los circuitos del cuerpo. Estas revelaciones distan miles de años entre sí. Tal como la relación entre la mecánica cuántica de los canales del Cuerpo Gráfico y el patrón de ramificación del “Árbol de la Vida” de la tradición Zohar/Kabalista. Los principios son los mismos, pero la función no se sostiene aislada como un potencial absoluto, sino que es una parte de un todo más completo donde la interpretación está determinada dentro de la Síntesis.

El Diseño Humano es un espejo de nuestra era de globalización y síntesis. Existe un verdadero peligro subyacente en aferrarse a los relativos absolutos. Esa es la fuerza que continúa condicionándonos y alejándonos de aceptar nuestra unicidad. El Diseño Humano no trata de ver o aceptar que hay un modo específico. El modo es todos los modos. La Síntesis abraza toda la sabiduría colectiva de estas culturas y sus sistemas y no desestima o disminuye el valor del conocimiento y la sabiduría derivado de estos sistemas precedentes. Los integra en un cuerpo global, dentro de su lugar propio donde su contribución puede ser propiamente reconocida y honrada. El conocimiento esotérico que los estudiantes traen al Diseño Humano realiza una tremenda contribución a la expansión de esta ciencia. Pero poder realizar el análisis del Diseño Humano sólo es posible una vez que uno ha dominado la comprensión y entendimiento de los circuitos del Cuerpo Gráfico.

Ra Uru Hu

Fuente:  El Libro de las Letras.

Traducido al español por Alejandra Perciavalle.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This