El poder del reconocimiento – El proyector –

El secreto del proyector reside en las características de su definición, de la definición que es portador en su diseño, porque la realidad es que su definición, tanto si hablamos de un canal como de varios, su definición es invariablemente el núcleo de su ser y es importante que el proyector tenga consciencia clara de cuál es su definición, porque si no es imposible de que se dé cuenta de cuándo y quién le reconoce por lo que es.

Sabemos que los proyectores no están aquí para trabajar, lo mismo que los manifestadores, los generadores están aquí para trabajar, mientras los manifestadores simplemente hacen que es algo muy distinto porque no nace de la fuerza generadora del centro sacral.

Al tratar con los tipos no energéticos tenemos que recordar siempre que los proyectores no son una minoría, superan el billón de personas a escala planetaria y ese billón de personas no están aquí para trabajar, están aquí para guiar, para guiar la acción de otros, por lo que si quieres conocer el perfil ocupacional de cualquier proyector, que quiera servir a otros a través de su capacidad de guiarlos, todo lo que tienes que hacer es echar un vistazo a su definición, porque es ahí donde se revela todo.

Si eres un proyector emocional y tienes el canal 37/40 en tu diseño, estás aquí para guiar a otros hacia la posibilidad de un pacto justo para todas las partes y no para ser uno que se pasa la vida pactando con todos. Para guiar a otros hacia un pacto justo. De ahí es de donde puede nacer la capacidad de ese proyector de cuidar naturalmente de sí mismo.

En las definiciones presentes en el diseño de cualquier proyector es dónde descubrimos las herramientas que han de aprender a utilizar para que su capacidad de guiar a otros florezca, les conduzca al éxito.

Hay muchos proyectores que son mentales y en ese caso sabes que la ocupación idónea para ese proyector será la que tiene la responsabilidad de guiar a otros con la mente o de guiar la mente de otros. Dicho sea de paso, como en todo lo demás, siempre vamos a encontrar a los mejores y a los peores, de eso no hay duda. Pero toda la cuestión estriba en que cuando veas el diseño de un proyector lo que tienes que hacer es fijarte en su definición y olvidarte de todo lo demás.

En los espacios en blanco, ya sabemos lo que nos vamos a encontrar, todos los lugares donde el proyector ha sido condicionado y se pierde constantemente de sí mismo, embarrancándose en los mismos condicionamientos de siempre que le llevan a vivir manifestando y generando para los demás, en la vida de otros. Ya sabemos que el proyector no puede ignorar sus circunstancias y quitarse de en medio, dejar todo tras de sí, no puede hacer nada al respecto, de modo que es mejor dejarlo de lado. La cuestión es que ellos tienes que reconocer quienes son ellos para sí mismos. Lo que están aquí para hacer en esta vida. Y luego esperar a que les llegue la invitación y mientras esperan ver quien les reconoce por lo que son.

Todos los que tenemos el centro sacral abierto tenemos un gusto por la naturaleza del Ser que los generadores no tienen, y del mismo modo que el manifestador tiene el don de reconocer quienes se van a ver afectados por sus acciones, el proyector tiene el don especifico de reconocer a quién es capaz de guiar. Un proyector despierto no va a tener ningún problema en reconocer a quien o a quienes es capaz de guiar, porque tienen el don natural de ver a los demás. Pero ese don no es de naturaleza psíquica sino que es el don del estudio y la dedicación que les permite conocer a los demás por sistema, porque solo cuando comprenden el sistema son capaces de aplicarlo en la práctica de sus propias vidas, y nada de eso funciona del mismo modo para los tipos energéticos.

El objetivo del programa de vivir tu diseño, tipo a tipo, es que los proyectores no tengan que entrar en estos conocimientos a través del mismo campo, cuya naturaleza es del manifestador o del generador y se vea atrapado en un aula lleno de la misma sopa energética que tienen en su casa. Como estudiantes han de recibir un trato diferente,  y ser educados de otra manera.

Le dices a un proyector que es portador de definición en el 37/40 que tiene el don natural de mediar en los pactos entre diferentes partes y que tiene que esperar la invitación para colaborar en ese tipo de ámbito y que cuando le llegue ese será la mejor decisión que habrá tomado en toda su vida y le estas dando un consejo de que en términos mecánicos es absolutamente certero. Pero qué hacemos con el espíritu de ese ser, no es que esa invitación le va a llegar en los próximos 10 minutos, ni se la va a encontrar en la primera bifurcación que se encuentre en su camino, oh¡ no, nada funciona así para ellos, no hay éxito fácil en esta vida, el éxito es siempre fruto del trabajo, del estudio y la dedicación.

La realidad es que mientras Ra mantiene la atención de los proyectores, y hay un buen número de proyectores que significan mucho para él en su vida, mientras pueda mantener su atención el tiempo suficiente, siempre llegará un momento en el que muchas piezas encajan en la consciencia del proyector y en ese momento tiene la experiencia de saber por sí mismo, de acabar por saber por sí mismo, porque una vez que has tenido la experiencia de quién realmente eres y te has sentido invitado como proyector, entonces has encontrado algo que has estado buscando desde siempre, la posibilidad de ser absolutamente correcto y estar en el lugar adecuado para poder ejercer tu don de guiar el despliegue energético de los demás. Y eso es algo que se les da increíblemente bien a los proyectores, pero se requieren años.

Esto no parece nada grave si le estas enseñando a tu hijo de  9, de 10  años, no parece tan importante cuando tratas con gente joven, pero cuando tratas con un proyector adulto que tiene una vida jodida por todas partes y que vive una vida iniciando y generando por todas partes, y vienes tú y le dices, lo siento pero mientras esperas estudia, Uaah¡ dice Ra que no le gusta nada decirle estas cosas al proyector, porque sabe lo difícil que es, pero es la verdad. Y es preciso que la conozcan.

Cuando tratamos con un proyector tenemos que reconocer que sus posibilidades de desarrollo, en realidad, solo están limitadas por su propio interés intelectual, o por su falta de interés intelectual, obviamente si no tiene interés intelectual por el asunto como proyector adulto, entonces nunca despertara de la pesadilla de su cruzada, que le vamos a hacer y no le servirá de nada saber que esa posibilidad era real.

Dice Ra que si ha deprimido a los oyentes de la audiencia, que le vamos a hacer.

Serie: Ra Canal 88 – 2007

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This